índice

 TEMA 3º

 

CREO EN DIOS, PADRE TODOPODEROSO CREADOR DEL CIELO Y DE LA TIERRA

 

CREO EN DIOS

(N. 185-227. Resumen: 228-231)

 

1.- Los símbolos de la fe

2.- Creo en un solo Dios

3.-  Dios revela su Nombre

4.-  Dios, "el que es", es verdad y amor

5.- Consecuencias de la fe en el Dios Único

 

Los símbolos de la fe:

 

"Quien dice «Yo creo», dice «Yo me adhiero a lo que nosotros creemos». La comunión en la fe necesita un lenguaje común de la fe, normativo para todos y que nos una en la misma confesión de fe".

 

La Iglesia desde los orígenes ha recogido lo esencial de su fe en resúmenes orgánicos y articulados destinados sobre todo a los candidatos al bautismo. Estas síntesis de fe se llaman: profesiones de fe, Credo o Símbolos de la fe.

 

Símbolo: Recopilación o sumario.

 

El Símbolo se divide en tres partes: Dios Padre, Creador, Dios Hijo Redentor y Espíritu Santo Santificador. Son los tres capítulos de nuestro sello bautismal.

 

Los símbolos de fe que ocupan un lugar particular en la vida de la Iglesia son:

 

- El Símbolo de los Apóstoles

- El Símbolo Niceno-Constantinopolitano

 

"Recitar con fe el Credo es entrar en comunión con Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, es entrar también en comunión con toda la Iglesia que nos transmite la fe y en el seno de la cual creemos".

 

La afirmación fundamental del Símbolo es "Creo en Dios", todo lo que sigue nos hace conocer mejor a Dios y al hombre y al mundo en relación con Dios.

 

Creo en un solo Dios:

 

Dios es Único: no hay más que un solo Dios. Así queda atestiguado en .el Antiguo Testamento.

 

"Jesús mismo confirma que Dios es «el único Señor» (...) Deja al mismo tiempo entender que Él mismo es «el Señor».

Confesar que «Jesús es Señor» es lo propio de la fe cristiana. Esto no es contrario a la fe en el Dios Único. Creer en el Espíritu Santo, «que es Señor y dador de vida», no introduce ninguna división en el Dios Único."

 

Dios  revela su Nombre:

 

Dios no es una fuerza anónima, tiene su Nombre que revela a Israel. El nombre expresa la esencia, la identidad de una persona y el sentido de su vida.

 

"Dios se reveló progresivamente y bajo diversos nombres a su pueblo" pero la revelación fundamental de su nombre la hizo a Moisés en la teofanía de la zarza ardiendo.

 

a) El Dios vivo: Dios se presenta a Moisés como el Dios de los antepasados que va a librar al pueblo de la esclavitud.

 

b) "Yo soy el que soy": Este es el Nombre que Dios indica a Moisés que deberá decir al pueblo: "Yo soy" me envía a vosotros.

 

En hebreo YHWH y "es a la vez un Nombre revelado y como el rechazo de un nombre propio".

 

Al revelar su Nombre Dios afirma su fidelidad. Ante la presencia de Dios, el hombre descubre su pequeñez: se cubre el rostro, se quita las Sandalias, pide perdón, no se atreve a pronunciar su Nombre.

 

c) Dios misericordioso y clemente

Dios perdona el pecado de su pueblo que adora al becerro de oro y escucha la intercesión de Moisés.

 

d) Solo Dios ES: Dios es único, fuera de El no hay dioses. "Yo soy el que soy" nos revela la plenitud del "Ser" de Dios, sin origen ni fin. "Mientras todas las criaturas han recibido de Él todo su ser y su poseer".

 

Dios, "El que es", es verdad y amor

 

a) Dios es la verdad: Las promesas de Dios se realizan siempre. Sus palabras no pueden engañar. Por eso el hombre se puede fiar y entregarse por completo a la palabra de Dios.

 

b) Dios es Amor: La razón por la que Dios se revela a su pueblo y lo perdona y cuida es el amor. Es el amor de un padre con su hijo, mayor que el de una madre a su hijo. Dios ama a su pueblo más que un esposo a su amada.

 

El Amor de Dios es eterno. "Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único". San Juan afirma que "Dios es Amor".

 

Consecuencias de la fe en el Dios Único:

 

"Creer en Dios, el Único, y amarlo con todo el ser tiene consecuencias inmensas para toda nuestra vida":

 

1. Es reconocer la grandeza y la majestad de Dios

2. Es vivir en acción de gracias

3. Es reconocer la unidad y la verdadera dignidad de todos los hombres

4. Es usar bien de las cosas creadas

5. Es confiar en Dios en todas las circunstancias

 

RESUMEN:

 

- Si Dios no es único, no es Dios

- No anteponer nada a Dios

- Dios sigue siendo un Misterio inefable: "Si lo comprendieras, no sería Dios"

- Dios, "El que es", se manifiesta rico en amor y fidelidad. Su Ser mismo es Verdad y Amor.

 

 

SÍMBOLO DE LOS APÓSTOLES

 

Creo en Dios,

Padre Todopoderoso,

Creador del cielo y de la tierra.

 

Creo en Jesucristo, su Único Hijo, Nuestro Señor,

 

 

 

 

 

 

 

que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen,

padeció bajo el poder de Poncio Pilato,

fue crucificado,

muerto y sepultado, descendió a los infiernos,

al tercer día resucitó de entre

los muertos, subió a los cielos

y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo

 

 

 

 

 

la santa Iglesia católica, la comunión de los santos,

 

el perdón de los pecados,

 

la resurrección de la carne

y la vida eterna. Amén.

 

CREDO NICENO-CONSTANTINOPOLITANO

Creo en un solo Dios,

Padre Todopoderoso,

Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un solo Señor Jesucristo, Hijo único de Dios,

nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado,

de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y

por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre;

y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato;

padeció y fue sepultado,

y resucitó al tercer día, según las Escrituras,

y subió al cielo,

y está sentado a la derecha del Padre;

y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos,

y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo,

Señor y dador de vida,

que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia, que es una,

santa, católica y apostólica.

Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados.

Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro.

Amén.

 

 

índice